martes, 18 de enero de 2011

Carta a un niño de preescolar

Querido Daniel:
Estoy enterada de que estas cursando el tercer año de preescolar en un jardín de niños cercano a tu hogar. Quiero platicarte que yo seré maestra de niños como tú, y haría muchas cosas para tu escuela sea mejor.
Sé que tu salón es pequeño y tienes bastantes compañeritos, ya que es el único jardín de niños en tu comunidad. Yo buscaría la forma de que construyan mas salones o tal vez hasta que hagan otra escuela.
Tu salón, aparte de no ser tan pequeño yo acomodaría mejor las mesitas y el material para que tengas espacio para trabajar y aprender, incluso escojas tu mismo el lugar donde realices algunas actividades.
También hablaría con la directora y otras maestras para que el material que hay en tu salón sea mejor y de todo tipo, tamaños, formas y colores, para que ti mismo puedas elegir el material que te deje trabajar mejor y aprender solo o con tus compañeritos.
El estante de tu salón donde ponen los botes y cajas con material, pude darme cuenta que está muy alto, yo podría cambiar eso para que puedas tomarlo sin arriesgarte subiéndote a sillas o a algún otro mueble por tratar de tomarlo.
He sabido que te encanta  leer, escribir, dibujar y escuchar cuentos; creo que sería muy bueno que tengas más libros en tu salón, y material para que tú puedas crear, escribir y dibujar tu propio cuento para leerlo a tus compañeritos.
¿Sabes algo? También platicaría con todas las maestras para que supieran que deben enseñarte y para que aprendas mucho de todo. Hablaría con tus papás y los de tus compañeritos para que sepan que haces tú en la escuela, y en tu casa aprendas más que aquí.
También es importante tu salud para que puedas crecer grande y fuerte, y para qué estés así debes comer bien. Yo les enseñaría a tus maestras y papás que comida te da energía y para que tus lonches sean más ricos y nutritivos. ¡Mmm que rico!
Antes de comer debes lavar tus manos, y debes saber que hay que estar limpios para no enfermarnos. En tu escuela a veces no hay agua en los lavamanos, yo vería la forma de que no les faltara el agua.
En tu escuela debe haber un señor o señora que se llama supervisor, y yo platicaría con ustedes para decirle qué es lo que hace y por qué es tan importante para la escuela. Tal vez podríamos conocerlo y que el mismo nos cuente qué hace.
Cuando estemos en el salón de juegos serán muy interesantes y divertidos, pero hablaremos en ocasiones de normas y reglas para trabajar bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada